Etiquetas

, , , ,

tintineos-sueñoCreo que anoche mientras dormía algún fantasma vino a cambiarme mis pestañas. Sí, tiene que haber sido eso, porque estas de hoy no se parecen a las mías. Pesan demasiado superpuestas en mis párpados. La imagen del espejo continúa mostrándome unos delgados flequillos negros que se parecen a los míos… pero no lo son, no pueden serlo. Los míos normalmente no pesan tanto.

Se me opacan los ojos, las manos pierden fuerzas, se me nublan las entendederas y ni siquiera puedo conectar bien mis neuronas para pensar un poco en ti. Me pellizco el antebrazo. Me tiro del mechón de mi cerquillo. Me siento. Me levanto. Miro por el cristal de mi ventana… Nada, no encuentro la fórmula ¿existirá acaso?

El trabajo se acumula. Suena el teléfono. TeleSur habla otra vez sobre la nacionalización de YPF; el regreso de Chávez a su Patria. En Twitter jaranean sobre el encuentro de blogueros en Matanzas… y mi conexión parpadea tan lento como yo ¿Qué hago?

Dice una amiga por el chat que escriba sobre el sueño. Eso intento, lo intento, lo intento… Creo que no puedo. Estos dedos míos hoy se han vuelto torpes. Tengo mucho, mucho, mucho sueño.

Anuncios