Etiquetas

, , , ,

tintineos-silenciosYo lo sé. No me lo digas. Es imposible desaparecer del Universo todos los sonidos que no me gustan, que me estorban, que me asfixian, que entorpecen la magia de escuchar crecer las flores, que rompen el conjuro de tu abrazo intempestivo y silencioso.

Por eso a veces quisiera que alguien pudiera robarse a mi alrededor tantos ruidos extraños, sofocantes, artificiales, horripilantes, traicioneros… que muy bien caracterizan civilizaciones, costumbres o cotidianidades, pero que me alejan del sonido de tu risa en la distancia y me despojan del murmullo de tus sueños o del roce de tu mirada cada vez que me descubres.

Creo que si me preguntaras por qué me gusta tanto el silencio no diría ni una palabra. Me gusta y ya. Necesito “escucharlo” para seguir siendo yo, para reencontrarme con mis musas, con mis sueños, con mis dudas, mis recelos, mis recuerdos… No te asombres entonces si un día te confieso las muchas veces que me sorprendo cerrando los ojos para pensarte en el silencio.

No indagues nada más. No me interrogues. No agaches tanto la mirada si estoy cerca. No te molestes si en ocasiones solo te miro y sonrío sin pronunciar siquiera una palabra. Entiende que el silencio para mí tiene significados especiales. Entiende que desde mi silencio poco importa si estás lejos. Solo necesitaré cerrar un poco los ojos… entonces, entonces estoy segura de que también podré escucharte.

Anuncios