Etiquetas

, , , ,

tintineos-será...Abre los ojos. Todavía no hay luz. Voltea el rostro. Se revuelve un poco entre las sábanas. Bosteza. Sonríe. ¿De qué? Pues no lo sabe. Sencillamente sonríe. Otra vez cierra los ojos. Espera ¿Qué? Tampoco sabe. Ni siquiera puede recordar cuál es el próximo ritual. ¿Será que todavía sueña? Quizás. A lo mejor por eso siente que continúan apareciendo las estrellas y el cielo se cubre de tintes especiales, de alegría. ¿Será? ¿Será? No sabe. Tampoco intenta descubrirlo.

No es descomunalmente feliz. No es descomunalmente desdichada. Sigue siendo ella, aunque dentro libre día a día la peor de la batallas. Hoy será la decisiva, se dice siempre, pero al final nunca tiene fuerzas. Mañana, será mañana. Pero sabe que tampoco mañana será capaz de hacerlo. Entonces siente que se ahoga, que se asfixia, se derrumba… hasta que otra vez alcanza a ver la superficie apacible, blanquísima, infinita… tal vez demasiado.

Tiene una vida común, sin grandes relieves, sin deslumbrantes aventuras. Pero es su vida, ¿la que le tocó o la que escogió? Realmente no lo sabe. Y eso a estas alturas poco le importa. Quiere vivir. Quiere ser descomunalmente feliz aunque en ocasiones también le “toque” ser descomunalmente desdichada.

Afuera el mundo gime, patalea ¿avanza? Tal vez sí. Tal vez no. Ahora mismo no lo sabe, tampoco quiere averiguarlo. Por eso vuelve a cerrar los ojos… y sueña.

Anuncios