Etiquetas

, , , ,

Tintineos-abismosEscudriñó en su pasado y le pareció perfecto. Escudriñó en su presente y le pareció horrible. O tal vez su pasado era horrible y su presente perfecto.

A estas alturas de su vida aún no es capaz de discernir entre la realidad y los sueños, entre lo horrible y lo perfecto, entre lo dulce y lo amargo de sus días. El sendero que tiene frente a sí le resulta demasiado abrupto, demasiado intransitable, demasiado confuso para su gusto, demasiado peligroso para sus miedos.

Escondido como está, tras su propia sombra, aprovecha la oscuridad para no pensar ni sentir, para olvidar que hasta hace poco formaba parte de algo lindo y espontáneo. Para olvidar, para olvidar… o fue realmente para recordar que permaneció así: quietecito.

¿Cuánto tiempo estuvo en la misma posición? ¿Qué hizo después? ¿A dónde fue? ¿Con quién? No sabe. ¿Quién es? ¿Cómo llegó hasta esa esquina vacía y dantesca? ¿Dónde vive? ¿Qué hace? ¿Cómo se llama? No sabe.

Ni siquiera recuerda de dónde le nace el extraño brillo que sale de sus ojos, la dulce sensación de saberse vivo ante la inmensidad que ahora lo envuelve, ante el silencio cómplice que desde hace mucho parece ser el mejor de sus aliados… tal vez el único.

Anuncios