Etiquetas

, , , ,

Nunca¿Será él? No. No es él. Sí. No. No puede serlo. Está segura. Aquel que conoció hace años era más valiente. También tenía miedos, dudas, interrogantes… muchas interrogantes… También soñaba, creía en la magia… pero aquel de entonces no necesitaba irse a vivir al país de Nunca Jamás para creer en los sueños.

Cierto que este de ahora tiene sus mismos ojos, la misma risa seductora y cómplice… pero definitivamente no es él. No puede serlo. Si fuera él… en qué recoveco oscuro e inaccesible dejó olvidadas sus fuerzas, sus deseos de ser feliz pero con los pies bien puestos sobre el suelo, su coraje para luchar por imposibles… No. Definitivamente no es él.

A este de ahora no le brotan tan fácil las palabras y se ha construido una coraza imaginaria para defenderse… ¿De quién? ¿De qué? Dice que del mundo, de los malos ojos, del dolor que provocan ciertos sueños… ¿Para qué parapetarse así cuando su peor enemigo lo lleva dentro? ¿Acaso no puede verlo?

Quiere volver a ser niño. Entonces —dice—, no se equivocaría tanto, borraría todos sus errores y sería feliz siempre, siempre, siempre… Pero… ¿De dónde le nace ese convencimiento absurdo? ¿Realmente cree que con solo dar marcha atrás al tiempo podrá solucionar sus problemas y ponerle punto final a sus tristezas?

¿Para qué vivir en Nunca Jamás si aquí —en el mundo real—, también puede soñar sus propios sueños?

Anuncios