Etiquetas

, , , ,

tintineos-industrialesEsa vez la propuesta no cayó en saco roto.

—“¿Quieres ir el viernes al Latino…?”

—“Sí, ¿por qué no?”, respondió entusiasmada.

Al instante lo pensó mejor y dudó un poco. “El viernes en la tarde es el día de lavar la ropa sucia de la semana, de adelantar algunos quehaceres hogareños para tener un fin de semana más tranquilo…”, pensó para sus adentros. “¡Bah!, no importa”, y se convenció en cuestión de segundos.

Después de todo escogió un buen día: juego de poca monta, escasas multitudes, y sobre todo… ¡equipos neutros! Pero aún no ha logrado descifrar por qué extraña razón sus amigos decidieron sentarse en las gradas de Industriales.

Anuncios