Etiquetas

, , , ,

tintineos-vulnerablesDemasiados “oídos sordos” rodean tanta muerte. Demasiada crueldad hiere sin piedad a tantos niños. Demasiados gritos de dolor, demasiados espasmos, demasiados sueños truncos, demasiadas sonrisas inconclusas… Demasiado tristes continúan siendo las imágenes que aparecen en la red de redes una y otra, y otra, y otra vez, como si no fueran a cesar nunca.

Vulnerables. Pareciera que a ellos les tocó nacer vulnerables. Sin corazas, parapetos, ni murallas. Sin paraísos multicolores que alegren al menos algunos de sus días. Cerrar los ojos no les basta ¿Para qué hacerlo si al momento de entreabrirlos otra vez volverán a desaparecer los colores, los trinos, los sueños, la esperanza…?

Cuando un niño sufre es como si alguien tronchara en un punto sin retorno la estela del arcoiris, como si dejaran de existir la magia, la luz, la sonrisa… Y cada vez que alguien “lanza a navegar” una nueva imagen de dolor, se me opacan los ojos de vergüenza y padezco, en silencio, la frustración de no poder compartir, esta vez, al menos una ínfima porción de la paz que me arropa desde hace tantos años.

¿Cómo armar trazos coherentes observando tantas nostalgias? ¿Cómo borrar de sus ojos la pálida huella de dolor que ya llevan tatuada en las entrañas? ¿Cómo hacerles llegar luz, alegría, esperanza…?

Anuncios