Etiquetas

, , , ,

bb de lourdes 001

Llegó sin prisas, sin anunciarse apenas. Trajo pocas molestias y muchas alegrías. Se me antoja entonces que quería aparecerse de sorpresa, para no importunar la cotidianidad de tanta gente. Aun así no pudo conseguirlo, en el camino fue dejando demasiadas huellas: ausencias, rechazo a ciertos olores, principios de náuseas matutinas, somnolencia…

Un doctor experimentado en la materia confirmó hace unas horas lo que días atrás no era certeza.

Dicen que su piel aún es fina, pero que ya tiene párpados, que le crecen ambas orejitas y está empezando a nacerle una nariz pequeña… aunque yo honestamente, en esta imagen no lo veo.

Dicen que hace unos días era muy pequeño, tanto así como una semilla de sésamo. Sin embargo ahora es más “grande”… tiene… tiene… el tamaño de un guisante… ¿alguien entendido en el tema puede decirme realmente cuál es la diferencia?

Dicen además, que tampoco tiene forma exacta, aunque a mí, realmente, se me ocurre pensarlo un gusarapo. Pero a estas alturas todo eso verdaderamente queda en un plano secundario. Basta con saber que Papá sigue repitiendo que “es feliz” y Mamá no fuma, sonríe mucho y la descubro a veces mirándose la panza, como quien duda a veces de que ya ha comenzado a crecerle una personita dentro.

Anuncios