Etiquetas

, , , ,

disyuntivas

Me abruman de golpe tantas luces. Desde la distancia parecen millones de luciérnagas inmóviles, tintineantes, esperanzadoras… Millones de luces que emergen en medio de tantas sombras, millones de lucen que intentan salvar un pueblo de tanto odio, de tanta violencia inoculada… ¿Qué puede habitar en el corazón de alguien que anda pensando siempre en cómo destruir a otro, en cómo hacer el mal, en cómo desestabilizar el equilibrio de tantas conquistas, de tantos logros?

¿Por qué será tan difícil para algunos echar mano primero a la paz? ¿Por qué intentar mayoría por la fuerza, atemorizando, destruyendo sueños? ¿Por qué? ¿Por qué? No encuentro respuestas. ¿Las tiene alguien acaso? Ojalá… y ojalá para entonces no sea ya demasiado tarde…

Cierro los ojos intentando borrar algunos sentimientos encontrados que durante las últimas horas me asaltan. No resulta. Es imposible ignorar a veces ciertos pensamientos. Abro los ojos entonces. No ha funcionado el truco que me enseñaron de niña para tratar de espantar los malos pensamientos, las imágenes feas, los ojitos verdes que tanto me atemorizaban en las noches de poca luz… Por suerte las luces siguen ahí, tintineantes. Ojalá nunca se apaguen.

Anuncios