Etiquetas

, , , ,

SenderosLa puerta no tiene llave, ni candado, ni cerrojo alguno, solo tienes que empujar la reja y seguir un sendero ¿cuál? Pues no lo sé.

Los curiosos, los falsos amigos, los innombrables, casi siempre se pierden en el trayecto, se distraen con parafernalias y luces demasiado centelleantes. A los amigos no les sucede, los amigos nunca han perdido el camino a los colores, a la verdadera magia, a la luz… a las esencias.

Pregunta cuanto quieras. Descubre lo que puedas. El sendero —ya sabes— es una elección muy tuya… espero no te pierdas.

Anuncios