Etiquetas

, , , ,

10407008_10204929252696075_583665065810266907_nEl día que se escuchó latir por primera vez, la vida comenzó a ser otra. Él tenía los ojos lindos, chispeantes, felices… Y Ella no sabía si llorar o reírse: ¡ya era cierto! Imaginarlo es una cosa, escucharlo, otra.

El vacío de tantos meses comenzó a inundarse de luz, de ansiedad, de brisa fresca… Los agitados latidos hicieron entonces lo que días atrás parecía un sueño lejano, imposible: trajeron de vuelta el silencio cómplice, la dulce sensación de saberse, otra vez, a salvo de tanta incertidumbre…

¿Escapar ahora? ¿De quién? ¿Para qué? ¿Por qué? Ahora no necesita huir para sentirse a salvo, para encontrar la bocanada salvadora… sabe que después de escuchar esos latidos nunca más volverá a perder la brújula, nunca más volverá a estar sola.

Anuncios